¿Postergar la maternidad por la carrera?

Cinco mujeres comentan sobre la maternidad y el trabajo.  

“Tengo 40 años y me preocupa no tener energías suficientes para criar a un hijo… veo a todas mis amigas con hijos grandes y me arrepiento mucho de no haber tenido los míos antes”.  – María Avilés, maestra*

Screenshot_2016-06-20-20-08-27-1

Algunos países europeos proveen más de 300 días pagos de maternidad y varios meses de paternidad. Foto con licencia Creative Commons.

Esta es quizás una de las entradas más personales que he redactado. Aunque tengo este blog desde el año pasado, lo cierto es que muchas veces redacto como periodista y no tanto como bloguera.

Verás, hace unas semanas leí un artículo en el blog de la escuela de negocios española Innovation & Entrepreneurship Business School (iebschool)  sobre cómo Facebook y Apple incluyen, desde el 2014, en su paquetes de beneficios pagarles a sus empleadas los tratamientos de congelación de óvulos.

Al principio todo parece excelente, pues estos tratamientos pueden costar más de $10,000 en Estados Unidos. Pero, lo que me hirvió la sangre fue leer una de las posibles razones detrás del beneficio:”(para que) las empleadas puedan invertir más tiempo en el trabajo sin tener que sacrificar la maternidad por el camino”.

No sé si esta es la verdadera razón para la movida de Facebook y Apple. Si es un beneficio adicional ¡excelente, lo celebro! Pero, si es para “gobernar” la vida de las empleadas, entonces tengo sentimientos encontrados.

Escojo la maternidad y la familia

Al mes de mi boda comencé en un nuevo trabajo, mientras mi esposo intentaba conseguir uno estable. Así las cosas, decidimos postergar la ampliación de nuestra familia. Ambos queremos ser padres. El detalle es que no calculamos muy bien algunos aspectos esenciales. Yo ya tenía más de 35 años cuando me casé. La recomendación médica es tener hijos antes de 35 porque después de esa edad es más difícil concebir. Puedes leer sobre las razones biológicas aquí.

Hoy estoy muy clara de lo que quiero, así que mi prioridad es la maternidad. Es lo que funciona para nosotros como pareja. Claro, esto no significa que dejaremos nuestros trabajos. Seguiremos trabajando con mucha pasión, pero sabemos lo que es más importante para nosotros.

¿Compatibles la maternidad y el trabajo?

pexels-photo

Las familias luchan por encontrar un balance entre la carrera y la vida personal. La empresa estadounidense Netflix extiende sus beneficios de maternidad y paternidad hasta un máximo de un año. Imagen con licencia de Creative Commons.

Algunas naciones europeas proveen más de 300 días pagos de maternidad y varios meses de paternidad. En Puerto Rico y en Estados Unidos todavía falta mucho camino por andar.

Gisel Laracuente, periodista y editora de 50 años, recuerda la vez que contrató a una reportera para trabajar en una empresa de comunicaciones en Puerto Rico. Al par de días la mujer dijo que estaba embarazada. “A mí me dieron tremendo regaño (por contratarla)”, confiesa.

Para Yadira Ortega, comunicadora y especialista en mercadeo de 42 años, las experiencias han sido mixtas. En un trabajo previo pasó un embarazo de alto riesgo laborando desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche. Se fue de maternidad y regresó para seguir trabajando con la misma intensidad. Sí recuerda que su supervisora no tenía hijos, así que está clara que ella no podía identificarse con su situación. Luego, ha laborado en empresas en donde se le da importancia a la vida familiar. Es así como ahora está con sus hijos, de 7 y 10 años, en el Día de Juegos u otras actividades escolares sin sentirse culpable.

Yadira asevera que “cuando uno tiene hijos y no nace millonario te esfuerzas y eres más responsable porque tienes que proveerles a ellos y nunca faltarles. Así que uno trata de cuidarse más: hacer ejercicios, comer mejor y ser más responsable en el trabajo que, al final de cuentas a veces paga y otras veces no paga tan bien (ríe). Pero, uno está modelando el mejor ejemplo”.

Flexibilidad: clave para ser madre y profesional

person-woman-hotel-laptop

Desde joven sabía que quería ser redactora. Me reconforta saber que, en una emergencia, puedo trabajar desde la casa de ser necesario. Foto con licencia Creative Commons.

Mary Carmen Gasco-Buisson, de 40 años, tiene una carrera exitosa en una compañía multinacional y hace unos meses dio a luz a una bebé hermosa. Cuando se casó a sus veintitantos años no estaba segura si quería ser madre porque le gusta viajar, su esposo ya tenía tres hijos de un matrimonio anterior y estaba muy ocupada en su trabajo; así que no quería estar en la disyuntiva de dedicar muchas horas a su carrera y ser una buena mamá.

Sin embargo, cuando llegó a los treinta y tantos sintió cada vez más el deseo de ser madre. Admite que antes estaba “enfocada en su carrera” y si tenía que trabajar 18 horas, “hacía lo que había que hacer”. Pero, gracias a los años y la experiencia: “ahora tengo más habilidad y trabajo más estratégicamente. Tengo más flexibilidad y estoy más clara de lo que es más importante en el trabajo y en el hogar”. Además, ha establecido un buen sistema de apoyo con su esposo. Si tiene que trabajar un poco más, él cuida a la niña y viceversa.

El mito del momento perfecto para ser madre

48URC0M7Y2

“La maternidad y la paternidad capacitan a muchas personas para ser mejores y más responsables trabajadores”, afirma Yadira Ortega. Me encanta esa manera de pensar. Imagen con licencia Creative Commons.

Gisel no tiene hijos, nunca fue una prioridad. Sin embargo, esto no es impedimento para que pueda ver en sus amistades y conocidos cómo la maternidad y el trabajo a veces parecen estar reñidos. (Al igual que pudieran estarlo el trabajo con cuidar a los padres u otros familiares).

“El enfoque que hay de que uno tenga una carrera ha sobrepasado la importancia de tener una familia o un balance y muchos jóvenes han trabajado, se han ‘matado’ por una carrera, y al fin de cuentas después no tienen una familia. Tener la expectativa de una estabilidad perfecta es irreal. Cuando no es el trabajo, es que te falta la casa. Puedes tener hoy un buen trabajo y mañana no. La verdad es que para tener hijos, si uno planifica que todo esté perfecto entonces no ocurriría. Pero, mucha gente sí los ha pospuesto por la carrera y después se topan con la realidad (de que a veces se les dificulta tener hijos por la edad, etc.)”, comenta la comunicadora.

Mamá después de los 40

HJ8M7LUVLT

“Si tienes a los empleados contentos recibirás fidelidad por parte de ellos. Por eso te digo que esa bendición (trabajo actual) tenía mi nombre y apellido”, dice Elba Ronda-Sierra, de 41 años, sobre el trabajo que obtuvo estando embarazada. Imagen con licencia Creative Commons.

María Avilés*, maestra de preescolar y quien busca quedar embarazada, dice: “tengo 40 años y me preocupa no tener energías suficientes para criar a un hijo… veo a todas mis amigas con hijos grandes y me arrepiento mucho de no haber tenido los míos antes”. Añade que: “uno piensa que parir después de los 40 es tan fácil como lo hacen las famosas, pero ellas sí pueden darse el lujo de esperar más tiempo porque cuentan con el dinero para someterse a todos los tratamientos que sean necesarios”.

Elba Ronda-Sierra, de 41 años, sabe lo complicado que puede ser quedar embarazada. Se casó a los 24 años y espero cinco años para tener hijos. “Lamentablemente tuve mi primera pérdida, sin saber que tendría problemas sosteniendo los embarazos. Perdí al bebé a las 11 semanas (de gestación). Luego perdí el segundo embarazo y mi ginecólogo no me quería referir a especialista hasta que perdiera un tercer embarazo. Solo se considera un problema de infertilidad cuando pierdes tres embarazos consecutivos. Eso fue hasta que ‘me monte en tribuna’”, confiesa. Ese tercer bebé también lo perdió. Desde que se casó, tardó diez años en tener a su primer hijo, hoy de 6 años, y cinco más en tener a su hija de 7 meses.

Como dato curioso, Elba estaba desempleada al momento de quedar embarazada de su hija. A las 10 semanas asistió a una entrevista de trabajo con su actual patrono. “Disimulé muy bien el embarazo (eran gemelos, pero uno falleció). La entrevista fue exitosa y fui contratada… Fue una combinación de determinación y un gran paso de fe”, dice sobre el proceso.

Así que yo buscaré ser tan determinada y tener toda la fe de Elba. Ya dejamos atrás eso de esperar, ahora sí que sí. La familia es primero para mi esposo y para mí.

* Nombre fue cambiado para proteger la identidad de la entrevistada.
** Las entrevistadas pertenecen a mi grupo de amigas y conocidas.

Comparte en la sección de comentarios tus consejos y experiencias. 

Sígueme en: 

Facebook, Twitter, Instagram y Bloglovin

DERECHOS RESERVADOS. Si deseas citar contenido de mi sitio web, utiliza mi nombre como autora e incluye un enlace a mi blog. Para preguntas o peticiones,escribe a: lvelez@lymarivelez.com. 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Anuncios

7 comentarios en “¿Postergar la maternidad por la carrera?

  1. ¡No me canso de leerlo!. Somos muchas las que hemos experimentado los deseos de convertirnos en madre (por las razones que sean) pero no todas lo logran. Espero que tu articulo llegue y cree conciencia, ya sea en patronos y sociedad en general. A nuestra edad nos cruzamos con “impertinentes” que nos cuestionan el porque todavia no nos hemos convertido en madres (con toda buena intencion) desconociendo las razones por las que no se ha logrado y patronos para que sean mas considerados. ¡Exito!.

    Me gusta

    • Gracias Elba por tus palabras. Agradecida de que aceptaras dar a conocer tu testimonio. Como dices, pocas veces se habla de estos temas, pero es necesario irnos orientando y educando. Ojalá que este artículo ayude a muchas familias a tomar las mejores decisiones y a comenzar a cuestionarse asuntos tan importantes como estos.

      Me gusta

  2. Yo me hice madre con 40 y lo considero un acierto. Me siento mas plena y con mayor seguridad para criar a mi hijo. No me tarde en concebir, de hecho, creo que fue muy rapido y en el embarazo no tuve proplemas fisicos. Porque no fui madre antes? Porque estaba ocupada en mil cosas y ademas, no habia conocido a nadie con quien quisiera tener hijos. Me da gusto haber encontrado tu blog. Saludos!

    Me gusta

  3. Pingback: ¿Esperar o crear el momento perfecto? | Lymari Vélez Sepúlveda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s