Lecciones de vida que traen los 40

Foto: Joyful! Fotógrafo: George Bremer. Flickr, Creative Commons License

Foto: Joyful! Fotógrafo: George Bremer. Flickr, Creative Commons License

Por: Lymari Vélez Sepúlveda

En este Día de Acción de Gracias y a una semana de haber cumplido 40 años, tomo unos minutos para repasar mi vida y las lecciones aprendidas. Aquí mi listita de experiencias.

  1. Por más que me esfuerce o planifique, siempre habrán asuntos fuera de mi control. Creo que es muy bueno escribir un mapa de vida con todas las metas. Sin embargo, opino que existen aspectos que no se darán exactamente como quiero, porque la vida es así.
  2. La vida profesional no debe arrebatarte tiempo de calidad con tu familia. La vida es corta y los momentos más chulos y que más atesoro incluyen a mi familia y amigos cercanos. Claro, ¡amo mi trabajo! Me permite compartir mis talentos y he sido afortunada pues siempre he laborado junto a personas apasionadas y creativas. Reconozco que he sido bendecida. Además, el trabajo me provee el dinero para pagar las cuentas y, a veces, salir de viaje o tomar una clase interesante. Pero, este no me define. Es solo un aspecto adicional de mi VIDA.
  3. La envidia existe, aunque me duela aceptarlo. De pequeños, mi mamá siempre nos decía que la gente envidiosa existe. Pero, yo pensaba que por ser buena gente nadie me tendría envidia. I was wrong! Para combatirla he aprendido a no fijarme en aquello que la gente hace o dice que me hiere. Mejor, sigo con mi vida y trato de pensar positivo. (OJO, dije ¡trato!)
  4. Existen amistades para toda la vida y otras que es mejor dejar ir. Algunas se han ido de mi vida solitas, simplemente porque ya cumplieron su misión. Pero otras, hay que barrerlas de la vida o te matan del corazón; porque pueden ser dañinas para la estabilidad emocional.
  5. La educación es liberadora. Estoy terminando de leer la autobiografía de Malala Yousafzai, la joven activista por los derechos de la educación de las mujeres que ganó el Premio Nobel de la Paz a los 17 años. Ayer vi el documental basado en el libro. Solo puedo decir que estoy agradecida de la oportunidad que tuve de ir a la escuela y a la universidad y de haber nacido en un ambiente en donde se escucha y respeta lo que dice y hace una mujer.
  6. Los momentos tristes no pueden evitarse, pero te hacen fuerte. Además, como se explica en la película de Disney Inside Out, las experiencias tristes pueden traer, como consecuencia, instantes de felicidad porque descubres el amor de quienes siempre están a tu lado apoyándote.
  7. Existen momentos y etapas de extrema felicidad. ¡Por eso saco tantas fotos y vídeos! Pero, como dice mi esposo, debo disfrutármelos más. A veces es mejor admirar el atardecer que tomarle una foto. : )

Y tú, ¿qué otras lecciones de vida añadirías a esta lista? Compártelas abajo, en la sección de comentarios.

Sígueme en:

Facebook y Twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s