La dimensión desconocida

Foto: Oscar Cortés Título: Dimensión desconocida CC- Flick.com

Foto: Oscar Cortés/Título: Dimensión desconocida/CC- Flickr.com

Un sábado, hace unos meses, llegué cansada a la casa después de un día de trabajo. Todavía era de día, así que me di un baño y luego decidí tomar una siesta en lo que mi esposo llegaba de trabajar.

Algo pasó que caí en ese abismo en el que el sueño te vence más allá de un simple reposo. Unos rayos de sol traspasaron la cortina y me despertaron. Salté de la cama asustada, con el corazón a mil y pensé: “Ya salió el sol y no he hecho los clippings. Solo iba a descansar 20 minutos, no saqué la basura…” Me tiré a la cama y estiré el brazo para recriminarle a mi esposo el que no me hubiera despertado. Pero ahí el corazón fue a galope cuando no sentí su cuerpo al lado mío.

Me levanté, fui al baño y no lo vi. Caminé hasta la sala y desde allí traté de mirar, por la puerta de cristal, si estaba su carro en el estacionamiento. Luego fui a los otros cuartos y desde uno de ellos, que da hacia el estacionamiento, volví a mirar, pero el carro de mi esposo no estaba allí.

Entonces fui a nuestro cuarto a buscar mi celular. Mis manos, y todo mi cuerpo, estaban temblando. En esos días había leído varias noticias de personas que habían sido víctimas de “carjackings” y los obligaban luego a retirar dinero de sus cuentas de banco. Pensé lo peor. Ese día Carlos, además de ir a dar unos talleres, quizás recibiría un cheque por su trabajo como coach de vida en el proyecto “3 pa 100 Puerto Rico“. De hecho, en esos días Carlos había estado viajando al sureste de la isla. Entonces, en cuestión de segundos y como galope me llegaban imágenes, pensamientos, de lo que pudo haber pasado. “¿Y si sufrió un accidente? ¿Y si fue secuestrado? ¿Y qué si los pillos le exigen que saque $500 cuando no hay esa cantidad en la cuenta, entonces se enfogonaron y lo dejaron tirado?” Recuerden, todo esto pasó en segundos, mientras yo intentaba agarrar el teléfono y llamarlo.

Después de uno o dos minutos logré marcar su número de teléfono. Pero la llamada fue directo a la máquina contestadora. Ahí sí que la cosa se puso fea. Ya no podía casi respirar. Lo intenté de nuevo y, lo mismo, directo a la máquina contestadora.

No sabía si tocar a la puerta del vecino de abajo, llamar a mis suegros y cuñados (a quienes no quería preocupar) o a la Policía, para saber si estaba en algún hospital.

Después de dos minutos mi celular sonó. Era Carlos. Y al fondo escuchaba voces familiares. Pensé que lo sentía muy relajado para que hubiera pasado la noche afuera y que era muy temprano para que sus papás estuvieran despiertos (eran las voces que escuchaba al fondo).

Casí sin poder hablar y mientras hiperventilaba, caí en cuenta de lo que había pasado.

“¿Qué día es? ¿Qué hora es?”, dije actuando como una persona fuera de sí.

“Es sábado, son las 6:00 pm. ¿Qué pasó? ¿Estás bien?”, dijo mi esposo.

“Pero, pero… ¿en dónde estás? ¿No es domingo?”, respondí.

“Salí temprano y me encontré con mis papás en el mall”, dijo mi esposo.

“Es que… pensé que era domingo, que no habías llegado porque te habían secuestrado para llevarte a una ATH (ATM) o que habías tenido un accidente”, riposté.

“Cálmate, respira. Te llamaba para ver qué hacías, si habías salido”, me respondió.

Moraleja: Necesito descansar, no sentirme culpable por dormir, reposar y dedicarme tiempo; ¡revisar antes el celular y mirar el día y la hora!; y cogerme un “break” de las noticias negativas que me están “matando” el alma.

¡Buen día a todos(as)! ¡Me voy a caminar y a ver los árboles!

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Anuncios

2 comentarios en “La dimensión desconocida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s